30/1/09

Fotos del viaje

A continuación, algunas fotitos de nuestro viaje al primer entrenamiento de ABR.



Encuentro con amigos bloggeros: Sofía y su mamá Sonia, de Chile; en el centro Valentina y su mamá Fabi (atrás un poquito a la derecha), de Buenos Aires; e Iván, su papá y su tío, también de Chile.






Salida a cenar, Salvi en la cabecera de la mesa.


Las familias de Rocío, Iván y Valen. Nosotros allá al fondo de la imagen.


Salvi con papi, en la charla de presentación de ABR.






Salvi con nuestro entrenador, Fehim.


La mañana del domingo estuvo especial para pasear: nubladita y un poco más fresca.



Papá practicando ejercicios de ABR. (Ojalá Salvi siempre se porte así de bien).




Último día de entrenamiento. Nuestros compañeros de turno: Florencia y Julia con sus respectivas familias.






28/1/09

A trabajar!!!!

Por fin de vuelta en casa!!! Estamos felices, a pesar de haber disfrutado muchísimo la estadía en Buenos Aires y todo nuestro primer entrenamiento, es bueno volver a nuestras cosas, a casa y a empezar, que estamos ansiosos. Hay mucho por escribir, todavía hay tanto por procesar en nuestras cabezas!!! En los próximos días nuestra rutina cambiará muchísimo, habrá muchos ajustes para hacer y nos iremos acordando de muchas cosas que seguramente trataré de volcar aquí. Por lo pronto quiero decir que ésta, nuestra primera impresión con ABR, ha sido muy importante, muy fuerte y muy movilizadora en nuestra tarea y postura como papás, en cuanto a cómo encarar la rehabilitación. Es difícil explicarlo con pocas palabras. Nosotros nunca fuimos "entregadores" de la estimulación, pero es sólo ahora que entendemos que aún hay formas de involucrarse aún más. Y es ésa nuestra intención.



Para que no queden en el tintero, a continuación transcribo pequeños apuntes de mi impresión de los días pasados en el entrenamiento.



Miércoles 21. Llegamos a Buenos Aires la tarde que algunos amigos terminaban su entrenamiento, los que ya llevan más tiempo con ABR. Pudimos así darnos el gusto de conocer personalemente a Rocío y su familia, a través de quienes nosotros conocimos la terapia. Rocío es una belleza, con una sonrisa hermosa. Nos encantó su familia, y nos sentimos apenados de no poder coincidir más que unas horas, hay tanto para hablar!!!! También conocimos a Iván, sus papás y sus tíos. (Hablando de sonrisas, la de Iván se me quedó grabada, es tan linda!!!) Todos ellos nos contaron lo felices que están con ABR. No hace falta que expliquen demasiado, los niños lo dicen todo, basta con verlos. El nexo en Buenos Aires fue Fabi, la mamá de Valen, una niña preciosa, que no está haciendo éste tipo de terapia, pero que fue en todo momento nuestra excelente anfitriona. Lamentablemente no pudimos vernos mucho, pero sentimos su ayuda en todo momento, pasándonos datos útiles y demás. Precisamente en su blog hay fotos muy lindas de éste histórico encuentro. Lamenté no poder conocer a Bruno, ya que él y su mamá no estaban muy bien de salud. Escuchar hablar a éstos papás nos da muchas buenas expectativas.
Otra cosa positiva de esa noche fue cómo comió Salvi: comimos en un shopping, con mucha gente alrededor, mucho ruido y movimiento, en una silla que había en el lugar, muy diferente a las que usa. Comió comida que pedí de la carta, lasagna de verduras. Todo muy distinto a su rutina, y sin embargo el tipo estaba feliz, comió muy bien, lo disfrutó. Estuvo todo el tiempo contento, muy conectado con todo.
Jueves 22. Tuvimos una presentación del método. A pesar de haber leído todo lo que se pudo, siempre en bueno una explicación más detallada, con gráficos y de manera ordenada sobre los principios teóricos del método, los fundamentos de porqué funciona, las expectativas, casos testigos. Fue todo muy claro, sumamente interesante. 3 horas que se pasaron volando.
Ésta es mi mini-explicación, con palabras comunes de lo que entiendo HOY de ABR:
Cuando se produce una lesión cerebral, además de otras cosas, se daña también la musculatura lisa, aquella que forma los órganos internos, y sobre los cuales se articula el resto de la estructura corporal: musculatura estriada y huesos. En las terapias tradicionales se intenta mejorar la musculatura estriada, aquella que da movimiento a, por ejemplo, los brazos. ABR estimula la musculatura lisa, para que aquellos órganos internos recuperen su forma, tono y tamaño normales y sobre ésto pueda "acomodarse" mejor todo el resto de la estructura. Mejora además el funcionamiento propio de éstos órganos, por ejemplo, la función respiratoria lógicamente, es mejor tener un pulmón que puede inflarse a un tamaño normal, a uno que apenas se expande. De modo que, en teoría, mejorando internamente, el resto mejora por efecto cascada, sin tener que trabajarlo directamente.
Viernes 23. Tuvimos la evaluación. En ésta instancia, por espacio de una hora, los entrenadores filman y fotografían una detallada revisión de cada niño. Lo ponen en diferentes posturas, ven ángulos, dimensiones, distancias entre las partes de su cuerpo y nos comienzan a explicar todo lo que ven ahora y las expectativas de aquí a 6 meses, aplicando ABR. (¡Ojalá seamos buenos en ésto!!!)
Más tarde tuvimos la primer jornada de entrenamiento propiamente dicho. Aquí me dio un poco de "miedito". Según se la mire la técnica es tan fácil... que es difícil!!! Y si uno no es bueno en esto, no dará los resultados esperados. Por otro lado no escuché que se comente que alguna familia no aprendió, o al menos yo no me enteré, por lo que no veo por qué no podemos aprender nosotros!!! En ésta sesión sólo practicamos entre nosotros y sobre el entrenador.
Sábado 24. 2ª sesión. Practicamos una vez más entre nosotros, y luego sobre el entrenador y...nos sacamos un 10 cada uno!!! No tuvo que hacernos ninguna corrección sobre la aplicación de la técnica. Parece que una vez logrado ésto. es muy importante lograr una buena postura tanto de uno como del niño. Es fundamental aplicar la fuerza en el lugar correcto, y además por un buen rato. Si no estamos cómodos o nos cansamos vamos cambiando la postura sin darnos cuenta perdiendo el blanco al que nos dirigimos.
En la segunda parte comenzamos a practicar sobre el enano. El entrenador hizo los ajustes necesarios de posturas, cantidad de toallas, etc. Y ahí, al verlo más cercano a la realidad, comenzamos a verlo más fácil. ¡Él es tan chiquito que es más fácil tener control sobre lo que uno hace! Estamos buscando posturas donde él por ejemplo pueda ver tele, con lo que nos aseguramos tenerlo entretenido un buen rato.
Domingo 25. 3ª sesión. Es gracioso cómo nos va "cayendo la ficha" de ABR. Cómo vamos entendiendo los fundamentos y razones de por qué pueden darse los cambios que esperamos.
Aquí hay que destacar cómo es de luchador el enano (él y otros igual que él). Es increíble las cosas que logran hacer con una estructura tan pobre, con articulaciones mal ubicadas, con miembros que tienen que realizar esfuerzos mucho mayores al que deberían si estuvieran en buenas posiciones. Son como palancas que no trabajan desde los puntos de apoyo correctos y sin embargo logran hacer muchísimas cosas. Si hoy, con toda esta deficiencia estructural es capaz de un aceptable control cefálico, uso de manos, mediano nivel de deglución, gran interacción con el entorno, algunos balbuceos; cuando su capacidad neumática se incremente y logre posicionar mejor su cuello, su cabeza, sus hombros y por ende los brazos, y de allí en cascada hacia abajo, de qué será capaz? A propósito de ésto, en el camino de ABR habrá momentos en que parezca que retrocedemos. Por ejemplo, al ir trabajando el cuello, puede que temporariamente el control de su cabeza parezca haberse desmejorado. Todo estos cambios son transitorios, al ir reposicionando y acomodandose habrá cosas para re-aprender, para hacerlas realmente bien, con menor esfuerzo y dolor.
Lunes 26. Comienza nuestro cambio. Cuando vinimos pensamos: vamos a ver QUÉ es esto y si nos sirve. Nuestra vida seguirá siendo como hasta ahora, más ABR.
En éstos pocos días es gracioso ver cómo va cambiando nuestra postura. A pesar que el contacto con los otros padres que llevan más tiempo con ABR fue poco, los testimonios igual nos llegan y son súper convincentes.
También la lógica del método nos va convenciendo y sin haberlo hablado mucho entre nosotros (mi marido y yo) fuimos arribando cada uno a la convicción de que queremos darle a ABR una oportunidad para demostrar su eficacia, sin interferir con otro tipo de terapias. A la vez, queremos darle a Salvi la oportunidad de que ocupe parte de su tiempo en cosas distintas, como un jardín o una pileta.
Sea lo que sea, todavía hay tiempo para pensarlo, pero creemos que estaría bueno buscarle más actividades de disfrute o interacción con otros chicos, o algo que simplemente lo divierta.
Martes 27. Última sesión. ¡Cómo voy a extrañar a nuestro entrenador! Fehim, de Bosnia, fue excelente, super claro, muy amable, y aún dentro de su seriedad, muy cariñoso con los chicos. Me encantaría poder tener 24 horas a alguien que me corrija permanentemente posturas, ángulos, presión, tiempos. Los días pasaron rapidísimo y ahora que irse a casa y empezar a hacerlo solitos. En el fondo creo que lo vamos a hacer bien.

Todo lo anterior, lo escribí en borrador, mientras lo íbamos viviendo. Ahora ya estamos en casa y dispuestos a comenzar. Será todo un tema la organización, además teniendo en cuenta que el lunes ya vuelvo a trabajar. Para la próxima pondré las fotos y todo lo demás que me empiece a acordar, más las nuevas experiencias.
Ahora tengo que dormir, son casi las 3 de la mañana!!!

18/1/09

Listos...o casi.


Aquí estamos, de plenos preparativos. Y en el medio de todos los nervios, nos hacemos los distraídos para pasar un fin de semana de lo más relajado:





El viernes, en lo de Juanjo y Belén:





Pasamos una tarde lindísima!!!!








El sábado, pasamos un ratito por lo de Flor para saludarla por su cumple.







El domingo, al shopping, a jugar un rato. Salvi no ha ido muchas veces a éstos juegos, verán por su cara que no está muy convencido. Creo que prefiere el aire libre.




Y entre todas estas diversiones, ir preparándonos. Que toda la ropa que necesitamos esté limpia.


Que tengamos todos los papeles que necesitamos para el viaje. Dejarle a mis papás todo lo que Agus pueda necesitar: sus papeles, su ropa, los teléfonos de sus amigos. Dios quiera que no les hagan falta, pero...sus remedios, el teléfono del médico, su libreta de salud.

Le inventamos una actividad para que cuando volvamos nos cuente todo lo que hizo como si fuera un cuento. Le armé una especie de carpeta con una hoja para cada día que vamos a estar separados. En estas hojas, bajo el número de día correspondiente, tiene anotadas algunas actividades que ya tiene agendadas: cumpleaños o salidas que ya están confirmadas. Abajo tiene lugar para hacer un dibujo de lo que más le gustó de ese día, o que los abuelos le ayuden a escribir algo divertido que hicieron, algo rico que comieron, etc. Todo con dibujitos de Wall.e, su película favorita en éstos días. Así cuando volvamos tendrá su propio libro, escrito por él, de sus aventuras sin sus papás.
Ahora sólo hay que terminar de guardar cada cosa en su lugar, cargar todo al auto y partir. Nos vamos con muchas ilusiones. Tratamos de que no sean sueños irreales, perspectivas imposibles, pero es verdad que hay en nosotros una expectativa importante. Pensamos que estamos haciendo algo muy positivo, en cierto modo tomando aún más fuerte las riendas de la rehabilitación, que de ahora en adelante estará más que nunca en nuestras manos. De nuestro esfuerzo, de la dedicación y las horas que podamos destinarle a ABR dependen los frutos que podremos cosechar. Y me gusta que así sea: podremos controlar intensidades, horarios, cantidades sin dejar éstas decisiones a terceros, ¿quién mejor que un padre sabe cuándo y cuánto con respecto a un hijo?.
Llevamos muchas cosas en las valijas, además de la ropa y los papeles. Nos llevamos todo el cariño, el apoyo y la buena intención de nuestra familia y los amigos que se quedan aquí, esperando que volvamos para contarles todo. Sabemos también cuánta ilusión hemos generado en ellos. Cuánto desean ellos también que el súper enanito pueda seguir su caminito ascendente.
Cuánto buen deseo, oraciones y buena onda ellos generan para que nos acompañen en nuestro viaje y entrenamiento.
Se suman ahora además los nuevos amigos, los que han llegado a través del blog y viven en lugares diferentes, algunos bien lejanos, que compartiendo nuestra vida día a día, a veces con luchas parecidas, comparten también buenos deseos.
A todos, muchas gracias, los queremos mucho, nos hacen mucho bien. A la vuelta estaremos nuevamente en contacto, con toda una nueva etapa por delante.


15/1/09

El León


Ya hace mucho que Salvi hace un sonido gracioso de gruñido o rugido.

Se lo bautizamos "El León" y lo empezó a hacer a pedido, primero para algunos en especial, como su madrina Florencia, y después ya lo generalizó.

Lo nuevo es que hace unos días Agus trajo a casa un muñequito (de esos de las cajitas felices, sí lo reconozco) que es el león Alex, de la película Madagascar. No sabemos en qué momento ni cómo, ni porqué, pero Salvi empezó a relacionar el muñeco con su rugido. Simplemente lo hizo. Cada vez que lo veía, rugía. Sólo lo hace con ése muñeco, no con otro. Cuando además se dio cuenta que nos resultaba gracioso, lo empezó a exagerar más.

Hasta ahora me había sido imposible filmarlo, porque el muy bandido ahora posa para la cámara. Apenas me ve, empieza a sonreir, a hablarle a la cámara, a tratar de tocarla, hace todo menos lo que uno quiere que haga.

Pero hoy, lo logré! Aclaro que no es su mejor actuación. Sin la cámara en mi mano lo hace mucho más lindo. Los que lo han visto en persona, saben de lo que les hablo.

Aquí se los muestro. Me encanta ésto, no sólo por lo gracioso. Consulten a cualquier fonoaudiólogo o psicopedagogo. Seguramente esto tiene un nombre tan importante como "identificación fono/material" o "discriminación acústico/visual" o incluso tan pintoresco como "proto onomatopeya lúdico-bla, bla, bla".

No, no sé el nombre técnico de ésto, pero que es importante, estoy segura!!!!








(Gracias por avisarme que no se oía) Espero que ahora sí lo puedan disfrutar.


Corazón partío

Aclaro que ni siquiera me gusta la famosa canción del título, pero es así como me siento.
Por un lado toda la expectativa de nuestro primer entrenamiento en ABR. Los preparativos del viaje, la organización, los mil detalles a tener en cuenta. Qué hay que llevar, qué cosas nos serán necesarias para el viaje, para la estadía, para el entrenamiento. La ropa de todos. Todo el archivo previo (estoy en "mamá documentalista" registrando todo el ANTES de Salvi, qué hace y cómo lo hace, fotos, videos, y anotaciones).
Gracias a la amabilidad de siempre de Mariela y Chachi, la estadía allá no es un problema (Gracias de corazón), pero igual no quiero olvidarme de nada que me pueda hacer falta.
Es un poco estresante, pero con mucha alegría. Tenemos una visión muy positiva para este tratamiento, lo encaramos plenamente convencidos de que será excelente para Salvi, estamos felices de poder hacerlo.
También somos un poco conejillos de Indias para toda la región donde vivimos, nadie de nuestra provincia, ni de las cercanas ha hecho nunca ABR. Nadie de nuestra misma obra social lo ha intentado. Pocas, poquísimas familias, saben de la existencia siquiera de ésta terapia. Una razón más para tener bien alta nuestra motivación: que el día de mañana ésto sirva a otro chico como Salvi, si Dios quiere, a muchos más.

Todo esto, muy lindo. Por otro lado, lo que me tiene con el estómago hecho un nudo. Tengo que separarme de Agus por primera vez en su vida por unos días.
Y no es que piense que él va a estar mal, todo lo contrario. Va a estar con mi mamá, para quien Agus es la luna y el sol. Estará mejor cuidado que si estuviera conmigo, en ese sentido me voy absolutamente sin preocupaciones. Mi mamá lo conoce tanto como yo, lo mimosea, juega, se desvive por él. Con mis padres está acostumbrado a pleno, tienen sus propias tradiciones, juegos a los que sólo juega en su casa, comidas especiales que sólo las hacen sus abuelos, sus horarios. Tiene planeadas actividades con otros familiares, cumpleaños con amigos, juntadas, pileteadas.
Sé que va a estar bien, muy bien.
Pero, UGHHH!!!!!
Cuesta.

11/1/09

Palabras más, palabras menos.

Agustín y Manuel "Surfers de jardín"

Ayer tuvimos la visita de Manuel, uno de los mejores amigos de Agustín. La pasan muy bien juntos. Tienen una forma de ser bastante parecida, pueden estar horas jugando juntos.

Cuando lo lenvanté a Salvi de la siesta, lo llevé al patio y le dí la merienda allí, así estábamos todos juntos. Entonces Manu me preguntó cuántos años tenía Salvi.
-3 años.
-No tendría que ser de ése tamaño con 3 años.-dijo él.
-Todos somos diferentes, ¿no te parece?-le pregunté.
-Tenés razón, no todos somos iguales-dijo.
Y listo, eso fue todo.
Un adulto se hubiera empezado a enredar con las palabras. Que si decir "atrasado para su edad", que "retraso psicomotriz",... Ni hablar de nombrar la palabra "discapacidad", parece que es pecado!!!! Le empiezan a buscar la vuelta con "personas con capacidades diferentes".
Todos tenemos capacidades diferentes. Por más inteligentes que seamos, siempre habrá cosas para las que somos más hábiles que para otras.
Por mucho que me encante la cocina, sé que jamás llegaré a hacer los pasteles que hacía mi abuela cuando todavía los hacía. Por mucho que me esfuerce, no me sale decir "derecha o izquierda", tengo que pensar antes de hacerlo. Podría entrenarme años, y jamás ganaré una medalla dorada en ninguna disciplina deportiva.
¿Y qué?
Puedo seguir dando ejemplos horas y horas.
El hecho de decir que mi hijo tiene una discapacidad, no lo degrada un miligramo. Su esencia de persona no se ve disminuida por cualquier dificultad que él pueda experimentar para moverse, caminar o hablar.
El que no sepa caminar no borra el hecho de la fuerza de su alma. No me hace ovidar su sonrisa, su mirada o lo rico que huele.
Puedo darle el sentido religioso o metafísico que a cada persona mejor le acomode.
El hecho es que, como siempre digo, las palabras no nos pesen como carteles que llevamos colgados del cuello. Que las etiquetas que nos ponen o nos ponemos no nos dejen pensar en cambiarlas por otras, o que, directamente, nos saquemos las etiquetas y nos escapemos de los casilleros de una buena vez.
Aunque nunca llegue a tener la mano de mi mamá para cocinar, no voy a dejar de hacerlo. Nunca dejaré de sentir gusto por el arte, aunque por ahora sólo me dedique a enchastrarme con plasticolas de colores o masa de modelar de niños.
El que mi hijo tenga ciertos rótulos porque es imposible manejarse administrativa y burocráticamente sin ellos, no impide que sea todo "lo Salvi" que es.
Todos somos diferentes.
Fue suficiente para Manuel.
Para mí también.

9/1/09

La fiesta del cumple

Confirmando lo que ya todos sabemos, el enano tiene hasta los meteroros de su lado. La tarde del cumpleaños, anduvo dando vueltas una tormenta de nubes negras en el cielo. Hace ya varios días que tenemos estos días de mucho calor, y la tarde o la noche llueve como si fuera la última vez, con mucho trueno y, algunas veces, granizo. Aclaro que todo el festejo se pensó para hacerlo en el patio de casa, dado que adentro los ambientes no son grandes como para varios chicos correteando. Además mis amigas Angeles, Andrea y Silvina le regalaron el alquiler de un castillo inflable precioso para que saltaran a más no poder.
No cayó una sola gota de lluvia hasta que se hubieron ido los últimos invitados y guardamos todas las cosas. Después sí, el diluvio. El príncipe ya dormía, cansado y feliz.





Agustín terminando de preparar la decoración de la piñata y de las bolsitas de golosinas.



Creo que aunque todos lo disfrutaron mucho, el que más lo hizo fue el propio cumpleañero. Tenía una cara de asombro todo el tiempo!!! A pesar de estar acostumbrado a ser el centro de atención, ésta vez todo le parecía distinto. Se rió mucho y le encantó cuando Silvina se metió con él al inflable para que sintiera lo lindo que era. También nos miraba sorprendido cuando le cantamos el "Feliz Cumpleaños". (No lo debemos haber cantado menos de 10 veces ése día).



Salvi con papá, tíos, y abuelos, al final del cumple. (A ésta hora ya no tomaban gaseosas!!!)


Para terminar creo que fue muy lindo para todos haber hecho un pequeño festejo, para que no fuera un día como cualquier otro. Gracias a las chicas por la excelente idea del inflable, y a todos los amigos y la familia que siempre están presentes.

Nota: a partir de hoy, al final del blog, encontrarán cada día una obra de arte para ver. Espero que las disfruten tanto como yo.

6/1/09

Feliz cumpleaños, Salvi!!!

Por un error (ansiedad materna) ésta entrada lleva como fecha 6 de enero, que es cuando la comencé a escribir en borrador, para tenerlo listo temprano al día siguiente. La fecha real de cumpleaños de Salvador es el 7 de enero.
Éste es un pequeño montaje de fotos de los 3 añitos de Salvi.
Elegí la música porque además de gustarme cómo suena, creo que su letra tiene bastante sentido para resumir lo que hemos vivido todos como familia. Primero porque si hay alguien "remador", ése es mi enano!!!.
También por el tono de esperanza de la canción, precisamente la misma que nos anima día a día, inspirada en Salvi, siempre predispuesto al trabajo, siempre feliz y contento.
Me siento identificada además con ese compartir del que habla la canción al decir "llevo tu remo en el mío".









Al Otro Lado del Río. Jorge Drexler

Clavo mi remo en el agua
Llevo tu remo en el mío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

El día le irá pudiendo poco a poco al frío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

Sobre todo creo que no todo está perdido
Tanta lágrima, tanta lágrima y yo, soy un vaso vacío

Oigo una voz que me llama casi un suspiro
Rema, rema, rema. Rema, rema, rema

En esta orilla del mundo lo que no es presa es baldío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

Yo muy serio voy remando muy adentro sonrío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

Sobre todo creo que no todo está perdido
Tanta lágrima, tanta lágrima y yo, soy un vaso vacío

Oigo una voz que me llama casi un suspiro
Rema, rema, rema. Rema, rema, rema

Clavo mi remo en el agua
Llevo tu remo en el mío
Creo que he visto una luz al otro lado del río





De parte de mami, papi, Agustín, la familia, y los innumerables amigos:


FELIZ CUMPLE SALVI!!!!

Y a todos los que día a día ayudan a Salvi a remar, GRACIAS!!!

Pequeñas notas



Sé que nos están extrañando, es que nos hemos tomado las vacaciones muy en serio. Además estamos ocupados preparando el cumple de Salvi.



El fin de semana fue el cumple de Fabrizio, ex compañero de neo de Salvi.

Primera vez que el enano se come una golosina en su vida, una gomita. Ya sé que para cualquier niño no es para nada significativo, y nada menos que golosinas, algo que cualquier madre deplora. Sin embargo para nosotros es apertura a nuevos sabores, nueva textura aceptada, y nos da esperanzas en la alimentación. El hecho de que acepte algo que a todos los niños les gusta nos ilusiona, sea lo que sea. Las golosinas además vienen en infinidad de presentaciones, algunas muy fáciles de sostener con la mano, lo cual puede ser un incentivo para él, para comenzar a alimentarse por sí mismo, algo que añoramos con el alma. Es sólo un primer pasito, pero tiene gran importancia.



Anoche pasaron los reyes magos, muchos nervios, mucha expectativa. Parece que los chicos se portaron bien todo el año pasado, porque algunos regalitos recibieron. Salvi estaba muy entusiasmado, lo cual me sorprendió un poco, nunca sé cuánto entiende, pero cuando vio el revuelo en el barrio, y finalmente vimos a los reyes en persona, sonreía y balbuceaba muy excitado, saltaba en mis brazos. Supongo que creería que íbamos a ver títeres o algo igual de divertido.



Agus me está ayudando con los preparativos del cumple de su hermano. Él mismo decoró las bolsitas para golosinas para regalar a los invitados, y está haciendo lo mismo con la piñata. Le encantan los cumpleaños. Los suyos siempre son muy "producidos", con mucha preparación. Varios meses antes de la fecha pone a trabajar su cabeza, elige un tema que le guste, un personaje o película y se pone a pensar en mil detalles que tengan que ver, para que no se nos escape nada.

Esta vez será diferente, decidimos no gastar mucho, por lo cual lo hacemos en casa, para los amiguitos vecinos, y sólo en esta semana nos dedicamos a comprar lo que hace falta y hacer la comida. Lo más importante no faltará: la alegría para festejar el cumple del regalón del barrio.