29/11/08

Grupos de ABR

Cuando comencé a investigar sobre ABR, me ofrecieron suscribirme a un grupo de padres que ya están utilizando ésta terapia o por comenzar, como nosotros, y que están en permanente contacto ayudándose mutuamente. En el acelere que tenía en ésos días, investigando, empezando con el blog y un par de cosas más, me suscribí, pero nunca me acordé de abrir nuevamente ese correo para ir leyendo lo que estaba pasando. Recién hace unos días que me acordé de ésta posibilidad y cuando lo abrí me encontré con los resúmenes de casi 2 meses de correos intercambiados entre un gran número de papás, que se preguntaban y contestaban sobre todas las dudas que a nosotros nos habían ido surgiendo en todo ese tiempo. Cuando pienso toda la ayuda que me perdí de puro despistada, me dan ganas de...no se qué.
No es sólo eso, siempre pude solucionar los inconvenientes que iban surgiendo, cómo realizar el pago, dónde enviar el video de evaluación, por qué medios, fechas, hoteles, etc. El hecho es que me perdí (hasta ahora) de conocer un grupo excelente de personas que están haciendo lo mismo que yo en el mismo momento, o también, que ya llevan más tiempo en ABR y que me encanta conocer.
Justamente ésta es mi idea de publicar el blog. Que además de comunicación con mi familia, sobre todo con los que viven lejos, sirva como puente para otros que viven día a día experiencias parecidas a las nuestras, y así como yo puedo servir de idea a otros, a su vez haya espejos donde mirarnos nosotros.
A todos los que nos dieron una cordial bienvenida MUCHAS GRACIAS!!! Esperamos poder seguir creciendo juntos.

26/11/08

Cosas que me gustarían

Todos los días quisiera que tuvieran más horas, porque cuando llega la noche me paso la factura de las cosas que no hice, y siempre le hecho la culpa al poco tiempo que tengo. No siempre es la falta del tiempo, a veces es la rutina que ya tengo incorporada, y que me cuesta cambiar. A veces me parece que si una cosa se sale un poquito del carril, todo se me va a descarrilar. Tengo que ir aprendiendo que esto no siempre es así.



Por lo pronto, éstas cosas son las que al final del día me gustaría decir que hice:






  • Haberle hecho estimulación orofacial a Salvi antes de cada comida. Ésto es algunos masajitos vibratorios, con la mano o algún juguete o cepillo alrededor y dentro de la boca.


  • Haberle hecho practicar unos pasos, para mecanizar la marcha.


  • Haber cambiado un rato de tele por escuchar música. Nos encantan los CD de música de las que nos gustan a los grandes tocadas especialmente para bebés, por ejemplo "Babies go U2", o "Babies go Rolling Stones", los de Mini Einstein, de música clásica, y otros clásicos infantiles, como las canciones de María Elena Walsh, que los chicos escuchan en el jardín. Cuando las ponemos Agus y yo bailamos y Salvi se ríe a carcajadas.


  • Haberle hecho algún tipo de masaje o estimulación en brazos, torso o piernas, estiramientos, cepillados con distintas texturas, etc.


  • Jugar en el agua.


  • Hacer algún juego que utilice tarjetas para incentivar la comunicación no oral, con gestos o señalamiento, para indicar con qué prefiere jugar o qué quiere comer. (En mi descargo: ya saqué las fotos de sus juguetes favoritos, me falta mandarlas a imprimir).

  • Leerles un cuento antes de dormir.

  • Alguna otra cosa que ahora no recuerdo.





Como veo que es imposible hacer todo ésto, pero tampoco pienso amargarme porque no puedo he tomado la decisión de hacer una cosa por día, y si alguna vez puedo agregaré otra de la lista.





Ahora, si quieren saber cuál es la última moda en cortes de cabello, no dejen de ver a mis dos modelos, con el look verano 08/09.






22/11/08

El movimiento de los planetas y otros temas







Anoche se celebró en la escuela de Agustín el Día de la Tradición. El día real en que se celebra en nuestro país es el 10 de noviembre, pero se había suspendido por mal tiempo. Entonces pudimos al fin disfrutar a nuestros peques vestidos con trajes típicos de nuestro campo, haciendo, o intentando al menos, su demostración de bailes folklóricos. También había comidas típicas.

Lamento no poder ponerles un video demostrando las habilidades de mi niño para éstas cosas, no tenía buena visibilidad desde donde estábamos, tampoco nadie dijo que sea muy habilidoso en éstos temas, al menos por ahora. Sí les muestro como se veía en un momento de la chacarera, de
los varones es el cuarto desde la izquierda.






A Salvi, como todos los
espectáculos, le encantó. Le gusta mucho la música y el movimiento, así que siguió muy concentrado todos los bailes de los niños. Él también tiene la vestimenta de nuestros gauchos. Aquí está con sus abuelos, mi papá sosteniéndolo y mi mamá que es la que está a su izquierda. La otra señora es del público, espero que no le moleste hacerse un poquito famosa.

P.D. (Esto se me está haciendo costumbre)
26/11/08: La mamá de Juan Cruz me pasó otras fotos de la fiesta. Aquí están Juan Cruz, Francisco, Agustín y Manuel. Ya ven, mi hijo, el más desaliñado.







MOMENTO ESPERADO DEL AÑO



Y hoy, aprovechando que es sábado y hace un calor insoportable, al fin inflamos nuestro pequeño pelotero. Lo disfrutaron con gusto, incluso con agua (estamos rondando los 37º C). Podrán ver por las caras que estaban felices. Nosotros también, ésto significa que el invierno terminó, y con eso toda una serie de complicaciones respiratorias a las que somos propensos. Ahora es tiempo de disfrutar el aire, el patio y la salud!!!


Estas situaciones tan relajadas dan lugar al tratamiento de los más variados temas, como el que desarrolla Agustín en el video, y que da título a ésta entrada. Como verán a Salvi las ciencias lo tienen sin cuidado, es más, le causan muchísima gracia.








20/11/08

Preparativos

Han visto que ya hace rato que los supermercados están llenos de cosas de Navidad? Incluso algunos publicitan artículos para Reyes Magos. Falta más de un mes!!!! Me vuelvo loca con el consumismo que nos quieren imponer... y por otro lado mi mente obsesiva del orden, la planificación y las listas me tortura por algunas cosas que están sin definir para terminar el año. Por lo pronto, ya estamos organizando la Navidad, dónde y con quién, ya están casi listos. El 31 de Diciembre todavía no lo hemos pensado. Es un poco de lío con los días laborables en medio de los feriados, y a los que tenemos familia lejos nos complica la existencia. Después, tengo todo enero libre. Como todos los recursos económicos están siendo desviados al entrenamiento ABR no habrá vacaciones, o mejor dicho, no viajamos a ningún lado. Sí quiero dedicarme a llevar a los chicos a alguna pileta en las tardes y a hacer una rutina relajada. Eso digo ahora que falta tiempo, porque después cuando la fecha se acerca, me empiezo a llenar de planes, y trato de hacer en 15 días lo que no hago en todo un año.

Como ésta semana, que tomé tres días de licencia, y ninguno de ellos me levanté después de las 7 de la mañana, y corrí y corrí, haciendo mil cosas. No paré un segundo. Tuvimos mucha actividad vía mail, ya que estábamos con el tema del pago del entrenamiento, y no todo es tan sencillo como las tarjetas lo publicitan. Hubo que hacer trámites, llamadas, mail para allí, mail para acá. Aparentemente ya todo está listo. Y además, en el medio, fue mi cumple (mis dulces 38) y aunque no hubo grandes festejos, siempre alguna cosita rica hay que preparar.

Al menos ésa parte de los gastos ya está encaminada (no quiere decir digerida). Ahora sí tenemos que empezar a determinar el viaje a Buenos Aires y la estadía allí para el entrenamiento. El avión quedó descartado, por obvias razones económicas. Y por razones de practicidad probablemente nos decidamos por ir en auto, en lugar del colectivo. Falta encontrar el hotel o departamento para quedarnos. El gremio de mi trabajo tiene tarifas especiales en hotel y también una casa, pero nos quedan un poco lejos, claro que si vamos en auto éso no sería problema. GRRR! Me gusta cuando ya todo está definido.

Otro tema en el que avanzamos es que habiendo decidido que Agus se quedara, ya se lo dijimos. Al principio me miró, escuchando atentamente, y después me preguntó: "¿Y yo me quedo solo en la casa?". Ay!!! Mi amor, bendita inocencia que piensa que puede quedarse una semana solo en una casa con cinco añitos. Cuando le expliqué que se queda con la abuela, le encantó la idea, empezó a hacer planes de verse con los amigos que viven cerca de la abu, con la plaza, con los asaditos del abuelo. Y hace un par de días me preguntó que cuándo nos íbamos. Ya está ansioso de que nos vayamos!! Son sólo 6 o 7 días, pero nunca hemos estado separados y por supuesto que sé que lo voy a extrañar mucho más yo a él que él a mí. Atorrante!! Así pagan los hijos.

Ah! El Chanchi sigue sin hacer pis a la noche. Su papá no tuvo suerte a la mañana para que hiciera pis en el baño, pero el pañal estaba seco otra vez. Creo que es hora de volver a habilitar la pelela musical que tuvo Agus cuando era chiquito. Me tengo que poner a buscarla. (Otra tarea más para mami).
P. D.: No sé si existen las posdatas en los blogs, si no es buen momento para inventarlas. Después de la siesta cuando fui a bañar a Salvi, hizo pis en el baño. Lo puse como las otras veces, abrí el agua para llenar la bañera, le dije que hiciera, y después de unos intentos: HIZO.
Je, je, je!!! Con mami sí. Lo hice saltar por el aire y se mataba de risa, después dimos una vuelta olímpica por el comedor, y su hermano y su papá lo felicitaban. Quizá sea que hemos encontrado un momento donde sabemos que puede hacerlo y creo que por ahora sólo nos vamos a enfocar en hacerlo más sólido como conducta para luego avanzar a otros momentos del día. ¿Qué opinan los expertos?

18/11/08

Pañales secos

Ya sé, fue sólo un intento, no quiere decir que hayamos dejado una etapa atrás. Ni siquiera quiere decir que estemos empezando a dejarla, es un camino largo.
Hace unos días, Salvi aprendió a desprenderse el pañal. Esto pasaba en las noches, antes de dormirse, aprovechando que por el calor duerme sólo con una remerita y el pañal. Lo hacía como una gracia, sólo con la mano derecha, lo desprendía y se reía porque yo lo retaba.
Cuando se lo conté a Elenita y Miriam (mis amigas psicopedagoga y fonoaudióloga) me sugirieron que empezara a intentar que hiciera "algo" en el baño. Me pareció un poco pronto, ya que nunca he adivinado sus intenciones de comunicarnos algo de ésta naturaleza.
Hace dos días que el pañal con que duerme amanece seco, sin uso. Se me ocurrió llevarlo entonces al levantarlo al baño y sentarlo mientras le decía que hiciera pis, y le hacía todos los ruiditos provocadores. Él, muerto de risa, no largaba una gota.
Hoy a la siesta se repitió lo del pañal seco. Lo llevé al baño y empecé: "Pssss!!!! Vamos, Salvi, PSSSSSS!!!!!" Además estaba el ruido de la canilla llenando la bañera. Y entonces, el milagrito diario, unas mínimas gotitas de pis, y la cara de asombro de él ante mi reacción de alegría. Lo felicité y le prometí premios (¿Qué clase de premios se le pueden prometer a un nene que no come ninguna golosina?).
Ya sé, es una sola vez, y habrá un montón más en que no pase nada, pero es como si se vislumbrara la luz al final del túnel de los pañales.

Para la mamá de Flor

Mami de Flor: no me dejaste tu nombre en el comentario de La Rehabilitación. Me gustaría que me dejes tu dirección de mail para poder escribirte.

17/11/08

Nuevo favorito

El fin de semana da más tiempo a uno para ser más flexible con los horarios, la comida ... y la tele. Normalmente se ve bastante tele en casa, muchas horas de canales de niños. Sé que cualquier teórico de la educación diría que no está bien, pero si estan entretenidos y así comen bien, yo los dejo. Siempre canales "buenos", con algo de enseñanza, y con Agustín hablamos mucho de lo que ve, como para reforzar lo que están tratando de inculcarle. Tenemos horarios con los favoritos de cada uno y vamos alternando entre Discovery, Nat Geo y yo, Baby TV, Disney. Hará unos 15 días que tenemos también Playhouse Disney 24 horas, por eso me sorprendí anoche con Rollie Pollie Ollie cerca de las 10 de la noche. Y resulta que al enano le encantó:

Me encanta cuando se ríe así, aunque el estímulo venga de la tele.

El fin de semana da tiempo para disfrutar éstas cosas, además de hacer todo lo propio: limpiar, ordenar, terminar de guardar ropa de invierno!!!! Qué felicidad terminar el invierno, que fue tan largo. En éstas latitudes fue particularmente seco y para nada frío, lo que trajo en el caso de nuestra familia que desde marzo hasta mediados de octubre siempre alguno de los cuatro estuviera resfriado o con fiebre o tomando antibióticos, con laringitis, otitis, o tos. Un horror. No hubo nada grave (por ejemplo, no hemos visitado al neumonólogo) pero sí muy cansador. Ahora el calor ya llegó, se puede jugar con agua y sin mucha ropa en el patio. Tengo muchas ganas de inflarles el pelotero para que disfruten un poco afuera pero va a ser complicado con el cachorrito mordisqueando todo.

Lo otro bueno del calor: ya hay frutas ricas por todos lados. Qué aburrimiento de bananas, manzanas y naranjas que teníamos. Ya nos dimos con Agus nuestra primer panzada de cerezas, hace rato que hay frutillas riquísimas y también hemos visto duraznos. Tengo ganas de hacer alguna conserva. (Si las hago, les cuento). También estoy ansiosa de incorporarlas en la dieta de Salvi, para salir de la rutina. El año pasado le encantaron las peras. Veremos qué invento ésta temporada.

13/11/08

El peso de las palabras II

Con respecto a la entrada anterior, qué maravilla los comentarios de las otras personas!! ¿No es increíble lo de que al decir parálisis cerebral, logras que la gente se paralice y deje de hacer preguntas tontas? Éso demuestra la fuerza de las mamás, dando vuelta algo que duele mucho para utilizarlo en defensa propia. A propósito de todo ésto creo que hay algunas cosas más por decir.
Siempre estamos diciendo que somos padres abiertos a ver todas las posibilidades para lograr el mayor beneficio para nuestros hijos, entonces, por qué pueden molestar las preguntas o sugerencias de la gente, sean conocidos o no tanto?
A veces es el momento. No es lo mismo cuando uno acaba de tener un diagnóstico duro, cuando recién se está haciendo a la idea de una situación, o cuando está más encaminado en algún tipo de terapia o tratamiento.
Otras veces es el conocimiento que la persona que hace la sugerencia tiene de la situación particular de nuestros hijos. Creo que ésto es lo que más molesta. Éste tipo de preguntas o comentarios empieza con comparaciones, del tipo "Tal niño hizo tal o cual cosa, o tomó tal medicación o vió a ése especialista y ahora está caminando, o hablando o lo que sea que fuere".
Éste tipo de invitaciones a hacer lo que otro hizo no tiene en cuenta las particularidades de cada niño, su realidad, su evolución y muchas veces ni siquiera su diagnóstico. A los papás ésto nos hace sentir como que los demás no ven que estamos haciendo TODO lo que NUESTRO niño puede hacer, que ya evaluamos todas las posibilidades y que el tratamiento que estamos siguiendo es lo más adecuado para él, ni más ni menos.
Otras veces, por duro que suene, es el nivel de quien hace el comentario. No quiero decir con ésto que todos deban ser sabios, me refiero a que no todos podemos opinar sobre todos los temas, es imposible hacerlo, al menos con conciencia plena de lo que hablamos. Aunque esté en contra de algunas prácticas o estilos, respeto mucho la medicina, como cualquier otra profesión que exija dedicación, estudio y esfuerzo; y respeto mucho a muchos médicos con los que tengo trato, algunos además muy buenos amigos. Creo que sólo los especialistas en algo, son los únicos autorizados a opinar sobre éstos temas, basados en su preparación. Aunque siempre trato de estar bien informada respecto de la salud de mi familia, conozco tratamientos, medicinas y prácticas, jamás se me ocurriría decirle a otro, en especial a otra madre, lo que tiene que hacer con su hijo. A lo sumo puedo comentar lo que les pasa o ha pasado a los míos y que tratamiento seguimos con ellos, pero nunca me van a oir hablando de algo que no sé a fondo. No me gusta hablar de nombres de drogas, de dosis, de estudios ni resultados. Ni siquiera me gusta conversar sobre ésto como entrentenimiento, cómo muchos lo hacen. Me molesta escuchar éste tipo de palabras en quien no es un profesional de la salud.
Creo que allí está la explicación de lo que en principio puede parecer contradictorio: Aparentemente: "Queremos saber pero no queremos que nos digan". No, no es éso. La clave es el momento y la persona. Ahora todos nos ven muy embalados con el nuevo tratamiento a comenzar. Cómo nos llegó la información de la existencia del tratamiento es lo que nos decidió a hacerlo: la experiencia de alguien a quien conocíamos (via web al menos) contada en primera persona, y con una caso muy similar al nuestro. No un: "me dijeron que la nena de una amiga de la hija de la vecina del tío de mi abuela que creo que tiene lo mismo que tu hijo y parece que..."
Por último, recuerden que tenemos un médico pediatra de cabecera, pediatra neumonólogo y pediatra nutricionista para la consulta de éstos temas específicos, traumatólogo, neurólogo y oftalmólogo, más el equipo de estimulación.
Espero no ofender a nadie con lo que he escrito, sé que seguramente las intenciones de todos son buenísimas, y siempre pensando en Salvi, pero también tienen que ponerse en nuestro lugar. A veces uno ya cubrió la cuota de escucha y de ilusión.

11/11/08

El peso de las palabras

A raíz del blog, algunos que no son tan cercanos a la familia, me han preguntado: Bueno, pero QUÉ es lo que tiene Salvi? Habrán visto que en la presentación he puesto que es prematuro, pero no nombro una "enfermedad". Tiene sus razones, y entiendo también la pregunta de la gente.
Ser prematuro, en sí, no es una enfermedad. Lamentablemente, como a otras mamás, me ha tocado tener que soportar que me cuenten idílicas historias de prematuros de 5 o 6 meses, criados por sus familias en cajitas de zapatos, alimentados a mate cocido, "porque la leche es muy pesada", y que hoy son hombres de 90 kilos, perfectos en todos los sentidos. Realmente es difícil encontrarle la buena intención a alguien que cuenta ésto a una mamá que tiene a su hijo adentro de una incubadora, entubado, pinchado a más no poder, con mil y un controles y agradeciendo a Dios por los avances tecnológicos que sostienen la vida de ese niño. Te hacen sentir como una estúpida por ser bien educada y no poder mandarlos a donde se merecen.
Por supuesto que sé positivamente de muchísimos casos en que los niños, quizá no tan prematuros como éstos nuestros, sobreviven con poquísimas o ninguna secuela, y son una gran alegría para todos. He conocido personalmente a algunos y uno aprende que los niños son de todos, hijos propios o no, y es una enorme felicidad verlos bien.
En el caso de Salvi, el nombre en que se pueden englobar es leucomalacia periventricular. El nombre es difícil de recordar para los que no están en el tema, no es muy ilustrativo de lo que significa, pero suena bastante feo. También podría decirse parálisis cerebral, pero eso suena aún más feo para mí. En lugar de que uno piense que sus miembros tienen dificultad para moverse, producto de una lesión cerebral, me suena a que su cerebro está inmóvil.
Creo que el hecho de que no mencione frecuentemente el diagnóstico es porque no me importa. Me importa más lo que veo día a día en él. Sus actitudes, sus sonrisas (Y su risa a carcajadas, que es genial!). Me encanta ver cuando aprende algo, como va creciendo, cambiando, cuando hace algo por primera vez. La etiqueta del diagnóstico jamás me va a detener para seguir intentando cosas con él. A probar una nueva forma de hacer las cosas, a inventar algo nuevo. A preguntar y a consultar a quien sea por las cosas que se nos ocurren en el transcurrir diario. A intentar un nuevo tratamiento. Y a distrutar de nuestro hijo a pleno, porque cada hijo es diferente y es un placer enorme tenerlos con uno para compartir la vida.

7/11/08

Otras opiniones

Al momento de decidirnos a intentar ABR, supe que podíamos tener opiniones en contra y me preparé mentalmente para eso. Por suerte cuando hago las cosas, casi siempre lo hago con un convecimiento que viene de haber estudiado bien el tema antes de tomar la decisión, así que no hay mucho para negociar cuando me decido por algo.
Sabía que hoy podía tener una de estas opiniones, ya que teníamos control con el neurólogo. Y así fue. Sólo que hubiera esperado que me dijera por qué no le convencía. Algo un poco más como: "ya he escuchado de ésto y no me parece positivo por tal cosa", o "el trabajo sobre éstos músculos genera tal o cual problema". Pero no, fue más bien: "no lo conozco y no me interesa conocerlo".
La verdad, a mí tampoco me interesa que él lo conozca. Me interesa que lo conozcamos nosotros, en primer lugar. Y si nuestra experiencia resulta buena, me interesa que lo conozcan todos los padres de niños a quienes ABR pueda servirles de pequeña o gran ayuda.
Claro que también, en un rinconcito del corazón, quiero que llegue el día en que todos los que miran con recelo deban aceptar que algo que no es lo que ellos conocen y trabajan puede ser tan bueno como aquello con lo que han hecho todas sus carreras.
He dicho.

En carrera para ABR

Y ya está, estamos inscriptos. Vamos a empezar a entrenarnos en ABR en enero próximo. Por suerte la decisión no fue difícil. Primero leímos todo lo que pudimos. Imprimí hojas y hojas. (Todavía necesito ver algunas cosas en el papel para entenderlas mejor). Traduje páginas, leí comentarios y testimonios de padres de todo el mundo, hasta quedarme con los ojos rojos, el cuello y el hombro quemando como fuego, demasiadas horas de compu. Y empecé a consultar con los que algo podrían saber del tema...y nada. Lo bueno fue que las opiniones de los que me importan, por lo afectivo o por lo profesional, fueron positivas. Nuestra kinesióloga, por ejemplo, en conclusión, nos dijo que frente a algo nuevo nada ganábamos poniéndonos en contra. Mejor conocer para criticar, así que nos dio su apoyo (Gracias Gladys!).
Pusimos todo en la balanza: lo económico, la complicación del viaje, de cómo acomodaremos nuestros tiempos a la terapia y lo primordial: saber que para realizar ésto no tenemos que someter a Salvador a estudios invasivos o dolorosos, medicaciones, cirugía, ortesis. El método da cualquier impresión menos la de charlatanería, magia o esoterismo, no prometen ningún milagro. Sí, mucho trabajo y dedicación y si eso se cumple, buenos resultados, y es lo que deseamos con todas las ganas del mundo.
Y dijimos, sí, queremos hacerlo. Y si Dios quiere, así será.
Una vez que tomamos la decisión, la ansiedad aflojó. Ahora estamos con los detalles más prácticos del viaje, cuando nos vamos, en qué, dónde nos alojamos, etc. A propósito de ésto, en Argentina una persona con discapacidad puede viajar gratis con un acompañante en los medios de transporte terrestre, no así por avión. Los que hicieron ésta ley, en qué estaban pensando? No consideraron la extensión de nuestro país? Hay viajes dentro del territorio que pueden tomar hasta tres días de colectivo. O será que cómo siempre en ésta bendita Nación había intereses personales en juego? Mejor..., ni pensarlo.

5/11/08

LA ALIMENTACION

Es difícil alimentar a un niño que ha estado severamente desnutrido y que sigue teniendo un peso bajo para su edad cuando no mastica ni traga bien. Cuando ésto comenzó a ser evidente, digamos cerca del año, edad en que debería haber empezado a tomar las cosas con la mano para llevárselas a la boca, a morder y masticar bien, me propuse no volver atrás. Decidí que iba a hacer lo imposible para que la alimentación por boca fuera lo suficientemente nutritiva para que su peso y su salud estuvieran lo mejor posible sin tener que recurrir a métodos invasivos como sondas u otros de los cuales ni me quise informar.
Así que me puse a probar con todos los agregados que se le podían poner a las comidas para que no les faltara nada. Siempre respetando dos cosas: la variedad y el sabor. La variedad, porque personalmente odio comer siempre lo mismo, me gusta probar cosas nuevas o nuevas formas de preparación, y por eso pienso que a los demás les puede pasar lo mismo. Como él no puede decirmelo, si se aburre de algo, cómo lo voy a saber? Y en cuanto al sabor, me parece importante educarle el gusto, no creo que por hacer algo más nutritivo tengamos que mezclar todo en un pastocho informe que al final no tenga gusto a nada.
La comida que más me rinde, lo que come casi todos los días, es una base de sopa de pollo y verduras. Algunas veces le hago puré con las verduras y con el pollo picadito mezclado en el puré, otros días al caldo le agrego avena, germen de trigo, salvado o vitina. Y con esto puede ir tanto el pollo (o carne) o al caldo le agrego huevo batido y lo mezclo bien para que se cocine allí mismo. También le pongo queso rallado o mantecoso.
Otra opción que le gusta son los fideos chiquitos cocidos en caldo y luego colados con salsa de queso crema o de tomate. También le gustan los ñoquis y los ravioles, éstos últimos cortados por lo menos en cuatro partecitas. Siempre con bastante crema o salsa blanca.
Otras veces preparo tartas o budincitos de distintas verduras o de queso. El relleno siempre lleva cebolla rehogada picada chiquita, crema y huevos, y como opcionales (depende de lo que tenga en la heladera) ricotta, queso crema o quesos con algún saborcito. Sus preferidos en éste rubro son los que tengan choclo, para éso uso el cremoso de lata.
La leche no le gusta líquida, ya probamos miles de opciones, no hay caso. La cuota diaria de lácteos se cubre con yogures y postrecitos comprados o caseros. Prefiero los que le aportan algo más, como los que vienen con cereales o frutas. Cuando no traen nada más les agregamos alguna fruta pisada, semillas de lino, de sésamo, salvado o avena.
Para completar la ración de proteínas siempre tengo listas para usar quinoa y amaranto, para las comidas y frutas secas (molidas con molinillo de café) para las frutas o postres.
Una merienda típica es una banana pisada con una medida de Pediasure en polvo, una gran cucharada de dulce de leche y un toque de nueces, almendras o semillas de girasol molidas.
Por supuesto que me rinde más una comida muy blandita, o muy cremosa, que no le dé trabajo para masticar, pero no es cuestión de facilitarle tanto las cosas. Si le doy algo más difícil de comer, como por ejemplo pollito picado y zanahoria rallada, le doy un buen postre bien fácil, como uno de chocolate o un yogur de dulce de leche.
Las cosas que les digo que uso de agregados no las usaba antes en mi cocina y surgen de entrar a una dietética y preguntar, mirar y revolver, leer y volver a preguntar. También tenemos en nuestro equipo de especialistas una pediatra nutricionista ante quien planteamos las dudas que puedan llegar a surgir y que lleva un control del enano en ése aspecto.
Y ahora los dejo, tengo que ir a hacer la cena!!!

3/11/08

FIN DE SEMANA















Qué fin de semana! Pueden pasar meses sin muchas actividades y de repente, en un mismo fin de semana, casamiento y cumpleaños.





Empezamos el sábado temprano con el casamiento de Juanjo y Belén. Para los que no son tan cercanos, Juanjo es nuestro primo y Belén (además de ahora nueva prima) la maestra de jardín de Agustín el año pasado.





No hay palabras para describir lo hermoso de la ceremonia y la fiesta. Probablemente todos saben lo que una gran fiesta puede ser, creo que la diferencia fundamental son los sentimientos. Cuando ha habido tantas ganas, tanto entusiasmo y alegría en pensar hasta el mínimo detalle, nada puede salir mal. ¡Estos novios contagian su amor, dan ganas de casarse de nuevo!!!





Escuché que muchos les deseaban que su amor no cambie. Personalmente, creo que el amor puede cambiar, crecer, madurar, nutrirse y dar cada día nuevos frutos así que yo les deseo que su amor siga creciendo (aunque crean que es imposible).





Agustín participó llevando los anillos con otro de los sobrinos. Y al final de la ceremonia en la iglesia vino lo que habíamos preparado con las mamás de los compañeritos del Jardín: un coro infantil cantando "Bendita la luz" de sorpresa para los novios. No sé que tan afinados pueden haber sonado, tienen alrededor de 5 años, pero que fue emotivo, seguro!





Y después, la fiesta. Mis chicos, por suerte, no se portaron tan mal. Salvi se durmió durante la cena, y después no comió mucho. Ansío que llegue el día en que no tenga que llevarle comida aparte a éste tipo de eventos. No salimos mucho, pero la vez que tenemos alguna invitación para algo, en lo primero que pienso es en qué le llevo para comer. Sí se dio el gusto de tomar toda la gaseosa que pudo.






El domingo, el cumple de Jemina, nuestra ahijada, un bomboncito de 2 años. Una oportunidad para vernos con amigos muy queridos y compartir momentos felices. Son amigos de nuestra época brava de la neo, pasando cada uno por la experiencia más dura de su vida, así que encontrarnos hoy para pasar un buen rato disfrutando a nuestros niños, nos hace muy bien a todos. Claro que el cansancio y la salida de la rutina ya dejaron huella en nuestro flaco. Estaba tan molesto que al final cuando volvimos a casa tampoco se pudo dormir. Nos llevó algunas horas que volviera a estar tranquilo, anoche lo acostamos temprano y durmió 10 horas seguidas.




Hoy, vuelta a la rutina. Los lunes son los días que tenemos más terapias: fono, kine y terapia ocupacional. Veremos como se porta!!!




Las fotos no están en orden, la primera es de los novios escuchando el corito. La siguiente en el cumple, Salvi sentado en unos puff. Las otras de mi otra estrella, en el casamiento.





1/11/08

EL PRESENTE

Hoy, acercándonos a los 3 años, Salvi no hace casi nada solito. Sus avances son sostenidos y muy significativos, sin embargo necesita mucha ayuda para todo.
Además de verse afectado en su desarrollo motriz, su sensibilidad es diferente de la nuestra. A veces puede ser hipersensitivo, en otras parece hipo. Esto se ve reflejado en su reacción frente a las texturas de todo lo que se pueda tocar, o saborear. No le agradan las texturas como peluches, goma, o cosas blandas o babosas. Prefiere jugar con juguetes de plástico duro a otros como masa de modelar. Imagínense que los niños van descubriendo el mundo a través de la experimentación de las texturas, tocando y llevándose a la boca todo lo que les interesa. Bueno ahora imaginen que muchas de las cosas que tocan les producen una sensación desagradable. Es todo un tema con la comida. No hay nada comestible que él se lleve a la boca, con lo cual estamos obligados a alimentarlo nosotros, cucharada a cucharada. Ésto se va trabajando a través de la estimulación de manos y brazos, y de toda la zona de la boca, por dentro y por fuera, con toda una serie de accesorios, algunos de los cuales le gustan, otros no. Por lo menos hemos logrado que, al aumentar también su conexión con el medio y su interés por lo que está pasando a su alrededor, ha comenzado a juguetear con las comidas blandas como fideítos, pastas, sopas espesas, etc. Eso sí, tiene una tremenda cara de asco mientras manosea éstas cosas, siempre intentando tomar, por ejemplo, unos fideos y tirarlos al piso. Lo que también hace es meter la mano en el vaso y chupársela después, sobre todo si la bebida le gusta (Benditas gaseosas!).
Con respecto a sentarse, se puede mantener cada vez mejor en su silla de comer (las comunes para bebés, con sostén entre las piernas), o en un andarín (o zapatilla) de los que tienen una protección alrededor del cuerpo. Sentado solito en el piso se puede mantener unos segundos, con apoyo de una mano, siempre y cuando no se interese por algo y se estire a alcanzarlo, ya que se desequilibra y se cae para los lados.
Parado, sostenido por debajo de las axilas, da pasitos, cruzando un poco los pies. Todavía sus piernas no tienen la forzaleza para soportar el peso del cuerpo. En ésta posición también hace flexiones de las rodillas, cuando está entusiasmado con algo, como la tele.
Hablando de ésto, la tele le encanta, no sólo los dibujos. También le gustan las carreras de autos y los partidos de fútbol. (?)
En cuanto a la comunicación, ya les dije, mucho no habla, aunque es muy expresivo, siempre sabemos qué le pasa. Eso sí cuando llora, dice: MAAAM!!!!!! (Ésa soy yo)
Les puse un videíto de Salvi jugando sentado en el sillón.